hola

Cuanto peor, mejor.

En una circunstancia como la que vivimos, donde nada es lo que parece, y los ciclos de la moda suben y bajan con picos extremos, triunfa el café descafeinado, la cerveza sin alcohol, el amor sin amor y los dulces sin azúcar; ya nada es lo que parece. La crisis sin crisis, los bares a tope. Una situación de depresión en el sector de la creatividad es de lo más motivante. Resulta un verdadero reto: airea la casa, purga tus michelines, extrae los granos: ¿soy yo uno de ellos?. Puede que sí, pero ya lo veremos.
Ni una sola buena idea ha nacido del ocio o del aburrimiento. Las mejores ocurrencias han venido motivadas por periodos de estrés y problemas generalizados; ¿se obtienen mejores resultados cuando los plazos son cortos y limitados en el tiempo?. Instalados en la comodidad de los resultados trimestrales positivos estamos condenados al aburrimiento, la desidia y a la muerte por éxito. Así que en un mundo donde nada es lo que parece: cuanto peor, mejor. O al revés.

Comentarios
3 Responses to “Cuanto peor, mejor.”
  1. Squembri dice:

    Dicen que en tiempos de crisis se agudiza el ingenio, para no caer en la desidia lo mejor es darle al coco… ¿No?

  2. Estoy totalmente deacuerdo.

    Yo creo que esto es algo natural. Cuando comenzamos a recostarnos en la comodidad bajamos la guardia y por eso de vez en cuando el tiempo nos da un tirón de orejas y nos aprieta las tuercas. De ahí que nuestra respuesta sea creativa.

    Tan sólo debemos reaccionar y agudizar el ingenio. ¡Dejar que nuestras ideas nos sorprendan!

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment.

Get Adobe Flash player